Haciendo negocios en San Mateo Atenco II

Como en la anterior historia los nombres y ciertas circunstancias están modificadas, para proteger la intimidad de las personas que participan en los hechos, principalmente porque algunos hechos son muy recientes.

No lo usé

Armando entro al negocio de renta de mesas y sillas y le comento a su amigo Carlos que necesitaba que le rentara unas mesas y sillas, que era urgente y que si se las podía llevar en ese momento.

– Si, esta bien, compadre, después me paga, cuando las venga a dejar. Dijo Carlos.

– Si, y es que le digo que se me olvido el dinero en la casa por estas platicando con mi vecino. Menciono Armando

Después de algunos días Armando envió a su hijo a dejar las mesas y las sillas, y le dijo a Carlos

– Dice mi papá que luego el se arregla con usted

Es típico enviar a alguien a recoger o entregar un trabajo cuando no quieres darle la cara a la persona que no le vas a pagar.

Días después Carlos encontró a Armando y le dijo:

– Compadre, que paso con mi encargo

– Que cree compadre, que ya ni las use, dijo Armando

– Y entonces como le vamos a hacer compadre, replico Carlos

– Pues ahorita no tengo dinero, pero cuando tenga le doy algo, para que no diga que me aprovecho.

Darle “algo” quiere decir que no le va a pagar completo, aunque Carlos haya confiado en Armando y le haya proporcionado las sillas sin ninguna condición y con total confianza. Por cierto, Armando si uso las mesas y las sillas.

En lugar de decir no lo use, muchas veces se dice “No me sirvió”

Y en este mes…

Un amigo me conto que uno de sus clientes:

Vino, me pago con un cheque y se llevo la mercancía, a la media hora voy a cobrar el cheque y el hijo de la chingada ya lo había cancelado.

Anteriormente en esta serie:

Anuncios

Un pensamiento en “Haciendo negocios en San Mateo Atenco II

  1. Caray, las personas son listas, claramente se advierte, que era una compra en forma, pero no sabemos con que intencion, se presenta cada persona que acude a nosotros.
    La situacion de engaño, se ha incrementado en estos dias, unos mencionan la verdadera dificultad economica d eestos tiempos,
    conclusion:
    hay que estar siempre atentos, no sea que te sorprendan en tu propia cara

Los comentarios están cerrados.